Ministros Israelíes Suspendidos y Condenados por Comentarios Sobre Uso Nuclear

En un giro inesperado y controvertido, el ministro israelí de Asuntos de Jerusalén y Patrimonio, Amihai Eliyahu, generó una tormenta política y diplomática al insinuar que un ataque nuclear contra la franja de Gaza era «una opción». Este comentario ha recibido una condena rotunda de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), la Liga Árabe, Arabia Saudita y Siria, desencadenando una respuesta inmediata del primer ministro Benjamin Netanyahu, quien ordenó la suspensión de la participación de Eliyahu en las reuniones del gobierno «hasta nueva orden».

La explosiva declaración surgió en una entrevista con la radio Kol Berama, donde Eliyahu expresó su insatisfacción con la respuesta israelí a un reciente ataque de Hamas. En el contexto de una discusión sobre estrategias militares, Eliyahu respondió afirmativamente a la posibilidad de emplear armamento nuclear, sin medir las consecuencias éticas y humanitarias de tal acción, incluso aludiendo a la vida de más de 240 rehenes retenidos en Gaza.

La reacción no se hizo esperar. Las oficinas del primer ministro se apresuraron a distanciarse de las declaraciones de Eliyahu, catalogándolas como «desconectadas de la realidad» y reafirmando el compromiso del ejército de evitar bajas civiles. Yair Lapid, jefe de la oposición, calificó los comentarios de «locos e impactantes», exigiendo el despido del ministro.

En un intento de control de daños, Eliyahu aclaró en la red social X que su comentario fue metafórico, pero mantuvo su postura de una respuesta severa al terrorismo. Cabe destacar que ni Eliyahu ni su partido tienen injerencia directa en el foro que dirige las operaciones militares en Gaza, ni conocimiento específico sobre el arsenal nuclear israelí, que el país no reconoce oficialmente.

Las repercusiones internacionales han sido severas. La cancillería de la ANP ha tachado los comentarios de Eliyahu de «bárbaros y racistas», mientras que la Liga Árabe los ha interpretado como una confirmación tanto de la posesión de armas nucleares por parte de Israel como de una actitud racista hacia los palestinos. Estas declaraciones se suman a una publicación reciente de Eliyahu en Facebook, donde describió los bombardeos sobre Gaza y las operaciones en Cisjordania como «un deleite para los ojos», aumentando la tensión y el repudio de la comunidad internacional.

La situación pone de manifiesto la compleja dinámica política interna de Israel y la volatilidad de las relaciones en la región. Las declaraciones de Eliyahu han desatado una crisis que, más allá de las medidas disciplinarias internas, podría tener consecuencias duraderas en el ámbito internacional y en la ya frágil situación de la paz en Medio Oriente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Proudly powered by WordPress | Theme: Outfit Blog by Crimson Themes.